musiquita

martes, julio 3

dios bendiga a la nopalinaza

Eso de tener estreñimiento es algo que no le deseo ni a mi peor enemigo, eh. Lo peor es que cuando paso por esos duros momentos mi cerebro me traiciona y recuerdo escenas trágicas como cuando mi hermana tenía siete años y lloraba en el baño porque no podía evacuar, todos nos asomábamos con intriga al baño y gritaba más intentando darnos un portazo fue bastante cómico pero algo dramático para mi corta edad, jaja. Y una conversación que le escuché a una vecina sobre el mismo problema y que la habían tenido que llevar al hospital o no sé que cosa le hicieron pero yo estaba chica y eso me sonó muy trágico. Me imaginé algo así como el potro de la inquisición. Así que el sábado, llevada por esa inquietud corporal fui a pedirle consejo a mi fuente de sabiduría maternal:
-
Yo: Entonces, ¿Qué hago?
Mamá: ¡Pues es que no haces ejercicio! Te la pasas sentada en el Teletón.
(Mi madre exagera mis inocentes horas de navegación comparándolo con el horario de transmisión del Teletón)
Yo: ¡¿Qué?! Hago dos putas horas por la mañana, soy de las pocas locas que salen antes que todo el mundo a hacer ejercicio.
Mamá: Tampoco tomas agua. Y deberías ir en la noche también. Te la pasas sentada en el trabajo, sentada allá en la computadora ésa, cómo quieres no estar así.
Ok. Lo del agua lo acepto porque es muy molesto andar en la calle buscando un baño público decente e higiénico, pero en lo demás no estoy de acuerdo.
Yo: Tomo bastante agua, y ahorita en tiempo de calor más, eh.

Total que decidimos – más bien decidí- resolver eso a la antiguita. Así que ayer con todo y mi malestar me fui en chinga a comprarme una bolsa de nopalinaza, medio kilo de nopal, medio kilo de ciruelas. Y gracias al milagro de la nopalinaza mi vida vuelve a ser igual de feliz y satisfactoria que antes. Afortunadamente tuve este desvarío ahora y no la próxima semana que andaré todo el día en la calle tomando un curso que suena interesante. De 9am a 8pm; me emociona, no lo niego, aunque espero no aburrirme. Así que por lo pronto no soltaré al nopalinaza hasta que el dichoso curso haya terminado, no quiero sorpresas. Me costó bien caro. Que bonito que googleen nopalinaza y aparezca yo contando tan emocionante problema.

Piche Calderón pendejo, pinche Slim rata.
( Amantes y enemigos, amores imperfectos, desiertos y mares; deslumbramiento inútil listo para revivirse. )
Siempre hay una luz brillando en la oscuridad. Sigue sin gustarme trasnochar, madrugar, olvidar. A veces dificilmente me entiendo pero no prentedo pasarme la vida tratando de entenderme.

Past

A favor

A favor